El ayuno y el cáncer de pulmón: ¿qué sabemos sobre sus beneficios?

En las últimas décadas, las investigaciones más recientes han encontrado interesantes beneficios en un patrón nutricional concreto: el ayuno intermitente. Los resultados de los últimos estudios, además, traen promesas verdaderamente interesantes: una utilidad contra el cáncer de pulmón.

Ayuno e inmunidad antitumoral

Un estudio publicado durante el pasado enero en la prestigiosa revista Nature Cancer apuntaba a que el ayuno podría mejorar la eficacia de la inmunoterapia frente al cáncer de pulmón. En un proyecto experimental innovador desarrollado por investigadores del Cima Universidad de Navarra y en colaboración con el CIBERONC, han comprobado que esta práctica incrementa la capacidad terapéutica de la inmunoterapia del cáncer de pulmón más frecuente, el de “células no pequeñas”.

Al parecer, las condiciones de ayuno reactivan la inmunidad antitumoral y mejoran la capacidad terapéutica de la quimioterapia adoptada. Siguiendo esta premisa, los expertos confirmaron que ciclos intermitentes de ayuno incrementan la capacidad antitumoral de anti-PD-L1 en modelos animales de cáncer de pulmón.

¿En que consiste la prueba anti-PD-L1?

PD-L1 es el acrónimo de “ligando 1 de muerte programada”, una proteína cuya función consiste en controlar al sistema inmunitario para que no sobreactúa en condiciones controladas, como en el embarazo. Esta proteína también es utilizada por las células tumorales para “esconderse” de nuestras propias defensas y seguir extendiéndose.

La prueba mide la cantidad de PDL1 en las células cancerosas. PDL1 es una proteína que ayuda a que las células inmunitarias no ataquen a células sanas y se utiliza, de forma general, para saber si está funcionando un tratamiento. En otras palabras, la detección se usa para averiguar si la inmunoterapia podría ser beneficiosa para el tratamiento de un cáncer. Por esta razón, los resultados parecen tan prometedores ya que apuntan a un efecto antitumoral.

Una promesa contra el cáncer de pulmón

El ayuno intermitente es un modelo nutricional, una forma de alimentarse, que se basa principalmente en periodos de ayuno y periodos de ingestión de alimentos. De acuerdo con el estudio, los resultados sugieren que los pacientes con cáncer de pulmón podrían mejorar bajo un tratamiento complementado con ayuno intermitente, lo que podría mejorar el rendimiento de la inmunoterapia frente al cáncer.

Por el momento, estos resultados son muy prometedores, aunque no dejan de ser preliminares y no hay que tomárselo como si fuera un hecho tajante y constado. En vez de eso es necesario entender la necesidad de seguir investigando y comprender mejor este mecanismos.

Bibliografía

CONTENIDO RELACIONADO

ÚLTIMOS VÍDEOS

VER MÁS VÍDEOS