Fibra dietética ¿cómo nos ayuda a prevenir el cáncer?

Hablar de fibra en términos nutricionales siempre es positivo. Desde hace muchos años, la fibra dietética ha sido uno de los componentes más aclamados por los sanitarios para el mantenimiento de un buen estado de salud.

Tener un mejor tránsito intestinal, reducir el colesterol o sentirse más ligero son solo algunas alegaciones saludables que se han vinculado al consumo de fibra dentro de nuestra alimentación. Sin embargo, su larga lista de beneficios no termina ahí. El consumo de fibra se ha relacionado con la prevención de enfermedades cardiovasculares, obesidad e incluso el cáncer

¿Qué hay de cierto en todo esto? ¿Puede realmente el consumo de fibra prevenir esta enfermedad? Antes de poder responder a estas preguntas, primero debemos conocer qué es la fibra.

¿Qué es realmente la fibra?

La fibra dietética es un componente propio de alimentos como las frutas, hortalizas, cereales integrales, frutos secos y legumbres. Según el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, la fibra es la parte de las frutas, verduras, legumbres y granos integrales que no pueden digerirse.

Precisamente, al ser una parte que no se digiere, presenta una serie de importantes beneficios durante la digestión; como por ejemplo contribuir a la saciedad o sensación de plenitud tras la comida, favorecer la absorción de nutrientes o mejorar el estreñimiento.

¿Qué tipos de fibra dietética existen?

Es importante diferenciar entre la fibra soluble y fibra insoluble, ya que ambos tipos de fibra dietética tienen gran importancia para mantener la salud de nuestro organismo, pero a su vez se comportan de forma diferente.

La fibra soluble es la responsable de la saciedad y de una mejor absorción de los nutrientes, además de minimizar el contacto de otros componentes perjudiciales con nuestro intestino. Por otro lado, la fibra insoluble está relacionada en mayor medida con la regularidad y motilidad intestinal, así como el volumen de las heces.

Fibra dietética: su importancia en la dieta

Si estudiamos la evidencia científica actual respecto a la fibra dietética nos encontramos con multitud de estudios que confirman lo imprescindible que es este componente en nuestra dieta.

Se ha visto que dietas altas en fibra están relacionadas con una menor incidencia de ciertas enfermedades intestinales, como por ejemplo el cáncer de estómago y el cáncer colorrectal. A su vez, también encontramos estudios que confirman el papel protector de la fibra en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Fibra no es siempre sinónimo de salud

Hoy en día conocemos decenas de productos alimenticios que prometen mejoras respecto a la salud, los llamados alimentos funcionales. Gracias al éxito de grandes campañas de publicidad estos productos se han instaurado dentro de nuestros hábitos de consumo, siempre dentro de un halo de salud que no siempre se corresponde con la realidad.

Cereales de desayuno con fibra, yogures y galletas con fibra o pan supuestamente integral son algunos productos que tradicionalmente añaden fibra externa en su composición, pero que no son tan saludables como pensamos. Y es que, algunos estudios sugieren que no tiene el mismo efecto en nuestro organismo consumir la fibra en su matriz original, que añadirla de forma externa, tal y como sucede con el azúcar de frutas y zumos.

Fibra sí, pero no de cualquier forma

Una vez más, podemos confirmar que una buena alimentación juega un papel clave en la prevención del cáncer y en la mejora de nuestra salud. 

Sin duda, una dieta alta en fibra contribuye a mantenernos saludables, pero no debemos dejarnos cegar por la palabra “fibra”, ya que como hemos visto este reclamo se aprovecha en otros productos insanos para mejorar su imagen. 

Debemos elegir adecuadamente las opciones más saludables en el supermercado, por ello es importante leer siempre el etiquetado de los productos. Es la única forma de comprar con toda la información en nuestra mano, y de no dejarnos engañar por reclamos de marketing. 

Bibliografía

CONTENIDO RELACIONADO

ÚLTIMOS VÍDEOS

VER MÁS VÍDEOS

Esta web utiliza cookies para que podamos ofrecerte la mejor experiencia de usuario posible. La información de las cookies se almacena en tu navegador y realiza funciones tales como reconocerte cuando vuelves a nuestra web o ayudar a nuestro equipo a comprender qué secciones de la web encuentras más interesantes y útiles.    Configurar y más información
Privacidad