El ADN «basura» y su papel en la aparición del cáncer

La idea del ADN “basura” proviene de las grandes extensiones de material genético que desconocemos lo que codifican o sabemos que no codifican nada. Esta denominación, aunque ha quedado un poco obsoleta (porque, al final, todo el material genético tiene su importancia de una u otra manera) está retomando el valor dado a su nombre gracias a investigaciones como esta.

Y es que, en una reciente publicación, los investigadores del Institute of Cancer Research, de Londres, han comprobado que este  ADN no codificante, lejos de ser inofensivo e inerte, podría contribuir potencialmente al desarrollo del cáncer.

Obstaculizar las tareas del ADN

Según el estudio, el ADN no codificante, o “basura”, puede obstaculizar la replicación y reparación de nuestro genoma. Esto tiene como consecuencia la acumulación de mutaciones, que es, básicamente, la causa principal del origen del cáncer. Aunque ya se sabía que los patrones de ADN no codificantes o repetitivos, que constituyen alrededor de la mitad de nuestro genoma, podrían interrumpir la replicación del genoma, no ha sido hasta ahora que se han revelado los mecanismos tras este proceso.

“Nuestro estudio sugiere que el llamado ADN basura en realidad está desempeñando un papel importante y potencialmente dañino en las células, al bloquear la replicación del ADN y potencialmente abrir la puerta a mutaciones cancerosas”, explicaba el Dr. Gideon Coster, principal investigador en el equipo de replicación del genoma del IRC.

«Queríamos entender por qué parece más difícil para las células copiar secuencias de ADN repetitivas que otras partes del genoma”, comentaba. “Ahora creemos que las secuencias de ADN repetitivas desencadenan una respuesta muy similar a la inducida por el daño en el ADN, que sabemos que puede conducir al cáncer. Por lo tanto, nuestro estudio avanza fundamentalmente en nuestra comprensión del cáncer, y espero que nos ayude a encontrar nuevos tratamientos en el futuro”.

Con este avance estamos más cerca de comprender los mecanismos subyacentes a la mutación genética, un paso esencial para encontrar nuevas formas de tratar el cáncer aprovechando las debilidades fundamentales de las células cancerosas.

Bibliografía

CONTENIDO RELACIONADO

ÚLTIMOS VÍDEOS

VER MÁS VÍDEOS

Esta web utiliza cookies para que podamos ofrecerte la mejor experiencia de usuario posible. La información de las cookies se almacena en tu navegador y realiza funciones tales como reconocerte cuando vuelves a nuestra web o ayudar a nuestro equipo a comprender qué secciones de la web encuentras más interesantes y útiles.    Configurar y más información
Privacidad