Cáncer de próstata, el tumor más diagnosticado entre los hombres españoles

El martes 11 es el Día Mundial del Cáncer de Próstata, el tumor más diagnosticado en hombres en España y el segundo del mundo, con aproximadamente 1.276.106 nuevos casos al año. Pero la visibilización y concienciación no responde a estas cifras, el 39% no da importancia a los síntomas.

El cáncer de próstata en España

El cáncer de próstata es la octava causa de muerte por este tipo de enfermedad en el mundo, teniendo en cuenta los dos sexos. En España, se diagnosticaron 31.728  y 6.061 personas fallecieron en 2018, según datos del Observatorio del cáncer de la Asociación Española Contra el Cáncer (ACCC).

Dentro del territorio español, el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) delimita las tres zonas de alto riesgo de mortalidad: el noroeste; el sudoeste andaluz y Granada; y una franja que se extiende desde los Pirineos hasta el norte de Valencia. En concreto, las zonas con mayor índice son Galicia, País Vasco, Andalucía, Asturias, Granada y Valencia. Mientras que las de menor son Madrid, Barcelona, Tarragona, Alicante y Murcia. Además, la edad importa y condiciona, con una media de fallecimiento de 75 años.

Conocer, prevenir y concienciar

Aunque se ignora sula causa, existen factores que incrementan la probabilidad de padecerlo. En este sentido, influye el grupo poblacional (es más frecuente en varones afroamericanos), los antecedentes familiares, la edad (la incidencia aumenta a partir de los 50), las hormonas (los tumores disminuyen o desaparecen en función de la testosterona) o los cambios genéticos en un porcentaje pequeño.

Aunque estos no se pueden controlar, los denominados factores protectores sí y contribuyen a la prevención. Existe evidencia de que las dietas de alto contenido en grasas aumentan el riesgo. Los expertos del ISCIII constataron que las regiones líderes de las clasificaciones lo hacen también en la tasa de sobrepeso en adultos. Por lo que se aconseja evitar la obesidad, disminuir el consumo de alcohol y suprimir el tabaco.

Una de las iniciativas a nivel mundial para la concienciación y acción es Movember. Esta fundación señala los comportamientos vinculados al concepto de masculinidad tradicional como una traba para muchos hombres. Junto a la dieta saludable y el ejercicio regular, las revisiones anuales a partir de los 45-50 al urólogo son imprescindibles. En los estados iniciales no se suelen apreciar los síntomas y la detección temprana siempre tendrá mejores porcentajes de pronóstico.

Diagnóstico y tratamiento

Las pruebas más relevantes para detectarlo a tiempo son el tacto rectal y el análisis de PSA (antígeno prostático específico). Esta última es una proteína cuya elevada concentración en sangre se vincula al cáncer de próstata. Si los resultados no son concluyentes, se aconsejan exámenes periódicos para evitar el sobrediagnóstico y una biopsia innecesaria.

Los centros de salud siguen un protocolo estandarizado que aplican caso por caso. Los especialistas tienen en cuenta desde el estadio de la enfermedad a la agresividad, la edad o la esperanza de vida del paciente y sus preferencias. Asimismo, se cuenta con tratamientos curativos (como cirugía o radioterapia) y paliativos (como hormonoterapia), con el fin de alargar la supervivencia.El diagnóstico precoz, gracias a los avances de las técnicas, se relaciona con la supervivencia de los pacientes, que ha aumentado progresivamente en Europa. Para continuar este progreso, junto a la investigación, la concienciación y la prevención son el mejor aliado.

Bibliografía

ÚLTIMOS VÍDEOS

VER MÁS VÍDEOS