¿Y si combatimos el cáncer mediante células “disfrazadas”?

Las células T son un tipo de glóbulos blancos que forman parte del complejo aparato inmunológico de nuestros cuerpos, que son las encargadas (entre otras cosas) de eliminar las células que han mutado hasta convertirse en un tumor. No obstante no son perfectas , y uno de los fallos más graves que tienen es que quedan “inhibidas” cuando entran en el ambiente que rodea al tumor. 

Este es el problema que los científicos del MIT’s Koch Institute para la Investigación Integrativa del Cáncer están tratando de solventar, mediante el reclutamiento de otro tipo de células del sistema inmune conocidas como células dendríticas, usando una novedosa técnica de inmunoterapia en la que lograrían estimular las células T inactivas mediante el uso de células dendríticas de manera directa.

Disfrazándose con proteínas

La investigación se centró en encontrar un grupo de células dendríticas en modelos de ratón que tenían una curiosa manera de activar a las células T, disfrazándose con las proteínas que los propios tumores suelen producir, para posteriormente estimularlas. Los resultados mostraron que el crecimiento de los melanomas y los tumores de colon de los roedores disminuyó notablemente. Cuando los tumores empiezan a formarse, producen proteínas tumorales que las células T reconocen como extrañas. Esto les permite eliminarlos antes de que se vuelvan demasiado grandes. En otros casos, los tumores secretan señales químicas que desactivan a los linfocitos T, permitiéndoles expandirse sin ningún control.

Por otra parte, se sabe que las células dendríticas ayudan a activar las células T, pero hay tantos subtipos que el papel que juegan cada uno de ellos todavía nos es desconocido. Los científicos del MIT decidieron centrarse por tanto en encontrar qué tipos de células dendríticas activaban a las células T que a su vez eliminaban a los tumores de forma efectiva. Para lograrlo, encontraron una línea celular tumoral de músculo que demostró presentar una regresión espontánea en los ratones. 

Los investigadores se dieron cuenta de que la respuesta de las células T no disminuye a lo largo del tiempo en este tipo de tumores, mientras que cuando se enfrentan a tumores que siguen creciendo, su respuesta empeora conforme avanza la enfermedad. Esto se debió a la presencia en los primeros de un tipo de células dendríticas llamadas DC2, que presentaron un estado de activación desconocido hasta ahora debido a que cubren sus propias membranas con proteínas de los complejos MHC de los tumores, para que las células T los reconozcan y se activen fuertemente. Estas células dendríticas a su vez son activadas por un tipo de interferón, una molécula que podría ayudar mediante futuros estudios a desarrollar medicamentos basados en ella.

Bibliografía

  • Duong, Ellen, Tim B. Fessenden, Emi Lutz, Teresa Dinter, Leon Yim, Sarah Blatt, Arjun Bhutkar, Karl Dane Wittrup, y Stefani Spranger. 2021. «Type I Interferon Activates MHC Class I-Dressed CD11b+ Conventional Dendritic Cells to Promote Protective Anti-Tumor CD8+ T Cell Immunity». Immunity 0 (0). https://doi.org/10.1016/j.immuni.2021.10.020.

CONTENIDO RELACIONADO

ÚLTIMOS VÍDEOS

VER MÁS VÍDEOS

Esta web utiliza cookies para que podamos ofrecerte la mejor experiencia de usuario posible. La información de las cookies se almacena en tu navegador y realiza funciones tales como reconocerte cuando vuelves a nuestra web o ayudar a nuestro equipo a comprender qué secciones de la web encuentras más interesantes y útiles.    Configurar y más información
Privacidad