Un “asesino del cáncer” en cada célula

Llamamos cáncer a una serie de enfermedades unidas por una misma manifestación: células que se reproducen sin control causando un daño a nuestro organismo. Aunque cada cáncer es distinto, todos tienen algunas características comunes. Una reciente investigación ha descubierto, entre ellas, un “interruptor” genético que podría ayudarnos a “asesinar” a las células cancerosas.

Un asesino en nuestros genes

Cuando una célula se descontrola y se vuelve cancerosa, sus sistemas de autodestrucción, cuyo fin es proteger al resto de tejidos, dejan de funcionar correctamente. Sin embargo, un reciente estudio ha comprobado que entre las instrucciones del ADN hay una serie de órdenes “de emergencia”.

Este código genético de emergencia produce unas moléculas llamadas micro ARNs que provocan la muerte celular sí o sí. Este código es distinto a los otros medios de seguridad de los que hablábamos y su función parece ser la de asegurar la muerte de la célula cancerosa.

Así, este código es un “asesino” oculto en los genes, especialmente preparado para destruir una célula descontrolada. La cuestión siguiente es: ¿cómo activamos este sistema?

Prescindir de la quimioterapia

Este código se pone en marcha, por ejemplo, cuando el tejido se somete a la quimioterapia. Este procedimiento activa al código, que se pone en marcha para producir las moléculas de las que hablábamos.

El problema de la quimioterapia, sin embargo, son sus efectos secundarios. Es un tratamiento muy agresivo, aunque cada día sabemos más sobre él, por lo que estamos más capacitados de controlar los daños colaterales que provoca. Aun así, si pudiéramos prescindir de él, obteniendo los mismos resultados, sería magnífico.

Esto mismo es lo que proponen los investigadores, quienes afirman que se puede controlar la muerte programada gracias a estos micro ARNs pero sin necesitar la quimio para poder activarla.

El equipo cree que puede diseñar este tipo de micro ARNs de forma artificial, porque ahora conocemos el código que las produce. Hasta hace muy poco, sabíamos que esto pasaba, pero no sabíamos por qué. Tampoco sabemos el mecanismo exacto por el que se activa, pero sí sabemos que la quimioterapia es una de las razones.

Lo más importante, sin embargo, es que ahora conocemos qué molécula es la encargada de matar a la célula y el código que permite que se sintetice ante una emergencia. Con esta información estamos mucho más cerca de diseñar un método para poder controlar el cáncer de manera más efectiva.

ÚLTIMOS VIDEOS

VER MÁS VÍDEOS