Testimonio de María, cáncer de cérvix

Hace dos años me diagnosticaron cáncer de cérvix. Tuve la mala suerte de que el ginecólogo no le sucede a dar demasiada importancia al principio.Me hicieron una conoscopia y empezó el calvario:El dolor era insoportable, iba a urgencias. Me ponían calmantes y otra vez a empezar. Llego un momento en que pedí que me pusieran algo que me matara. Una vez ingresada el diagnóstico fue demoledor:me quedaban 8 meses de vida. Así me lo dijeron ,y en ese momento tomé la determinación de luchar. El cáncer no podría conmigo. Recuerdo cuando le pregunté al médico ¿Me voy a curar? y no supo contestarme. Mi respuesta fue: la ciencia dirá lo que quiera,pero voy a curarme. Hoy estoy sana, hago mi vida normal y me encuentro muy bien, no voy a mentir si no dijera que ha sido y sigue siendo duro. Mi vida es diferente,las visitas al Hospital, la espera de resultados, pero estoy aquí, militando en la Vida, aprovechando y disfrutando de todo lo que me ofrece: lo bueno y lo menos bueno,de mi familia y de mis amigos.
Cada día agradezco el estar viva y bien y he aprendido a tomarme las cosas en su justa medida.
He conocido a gente maravillosa y aunque algunos se han quedado en el camino, somos muchos y muchas las que seguimos luchando y vamos a conseguir vencer la batalla.
Un abrazo de vida

María

CONTENIDO RELACIONADO

ÚLTIMOS VÍDEOS

VER MÁS VÍDEOS