Terapias “alternativas” y tratamientos “complementarios”: el peligro para la salud se esconde tras la falta de evidencia

Lo alternativo está de moda. La propia palabra se ha convertido en una marca que arrastra masas. En el ámbito de la lucha contra el cáncer no es algo nuevo. Los llamados tratamientos complementarios aseguran prevenir, diagnosticar e incluso tratar el cáncer. Una promesa que se convierte en aliado del cáncer.

Se emplea de forma general el concepto de “tratamientos complementarios” para abarcar aquellos que no forman parte de la medicina convencional. Es decir, productos, prácticas y sistemas diferentes a los basados en la evidencia científica.

Pero dentro de este término tan amplio no todos son lo mismo ni se utilizan de la misma manera. Lo primero es distinguir entre tratamientos complementarios, medicina alternativa y medicina integrativa.

La medicina complementaria comprende aquellos tratamientos que junto a los convencionales (como puede ser la quimioterapia) se utilizan para paliar los efectos secundarios. Un ejemplo sería la meditación para reducir el estrés. 

En este sentido, algunos centros cuentan con este tipo de terapias, como la Terapia Integral. De este modo, los pacientes pueden recibirlos de forma segura dentro. A pesar de la falta contundente de evidencia, lo que sí se ha podido ilustrar es que algunos de estos métodos pueden contribuir a que la persona con cáncer se sienta mejor.

Por otro lado, la medicina integrativa combina la medicina convencional con práctica de las MCA (Medicina complementaria y alternativa) que más han destacado, como los suplementos alimentarios Pero mucha veces se desconocen los peligros de estas prácticas o no está comprobada su eficacia.

En cambio, la medicina alternativa es la que toma el lugar de los tratamientos basados en la evidencia científica. Una de las más conocidas es la medicina herbaria. La diferencia principal de estas prácticas con los tratamientos estándar es que estos se someten a largos procesos de investigación para poder probar tanto su eficacia como su seguridad.

Llamar a las cosas por su nombre

Normalmente no será el médico quien sugiera estas “alternativas”, muchas veces la chispa se prende en una conversación informal con conocidos, la televisión o leer información en el caos que es Internet. Hipnosis, dietas milagrosas u homeopatía. En definitiva, habichuelas mágicas de las que no crecerá nada, pero por las que el paciente o los familiares pueden verse tentados. 

Es normal querer aliviar los punzantes efectos secundarios sin tomar más medicamentos, buscar sentirse más participativo a la hora de mejorar el propio bienestar o incluso ver como atractivo aquello que viene de uno mismo o la naturaleza.

Pero estas prácticas, casi en su totalidad, han demostrado ser ineficaces. Y si alguna de ellas resultara de verdad contribuir con evidencia a la lucha contra el cáncer, la medicina convencional tardaría un parpadeo en lanzarse a comprobarlo y, si resulta beneficioso, incorporarlas.

Además, como constataba un estudio, muchas de las personas que emplean estas terapias tienden a rechazar con más facilidad el tratamiento convencional. Por lo que aumentan significativamente las posibilidades de morir. Uno de los casos más sonados fue el del gurú tecnológico Steve Jobs.  
Los expertos alertan que también hay que estar atentos a cuando el “curanderismo” deja paso al fraude. En estos casos, detrás solo hay artimañas que persiguen sacar dinero. No se debe olvidar que “natural” no significa que no acarree consecuencias perjudiciales.

Bibliografía

  • Instituto Nacional del Cáncer. «Medicina complementaria y alternativa para pacientes». CgvMiniLanding, 10 de abril de 2015. https://www.cancer.gov/espanol/cancer/tratamiento/mca/paciente.
  • Johnson, Skyler B., Henry S. Park, Cary P. Gross, y James B. Yu. «Use of Alternative Medicine for Cancer and Its Impact on Survival». JNCI: Journal of the National Cancer Institute 110, n.º 1 (1 de enero de 2018): 121-24. https://doi.org/10.1093/jnci/djx145.
  • «¿Qué son los métodos complementarios y alternativos?» Accedido 27 de enero de 2020. https://www.cancer.org/es/tratamiento/tratamientos-y-efectos-secundarios/medicina-complementaria-y-alternativa/metodos-complementarios-y-alternativos-y-el-cancer/que-es-la-medicina-complementaria-y-alternativa.html.

CONTENIDO RELACIONADO

ÚLTIMOS VÍDEOS

VER MÁS VÍDEOS