Descubiertos nuevos síntomas útiles para el diagnóstico del cáncer pancreático

Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Oxford (Reino Unido) diseñado por el Dr. Weiqi Liao y colaboradores, ha logrado identificar una serie de síntomas asociados al cáncer pancreático, dos de los cuales no estaban catalogados como tales. Estos son, específicamente, la sensación de sed y el oscurecimiento de la orina, que junto con los otros 21 síntomas pueden manifestarse hasta un año antes de que el cáncer sea diagnosticado, o si entran dentro de la categoría de alarmantes, 3 meses antes.

Estos descubrimientos son notables porque podrían mejorar la supervivencia de las personas que sufrieran este tipo de enfermedad y no estuvieran diagnosticadas previamente al presentar un abanico de síntomas no específicos. El hecho de que el cáncer de páncreas sea uno de los tipos de tumores con más mortalidad de entre todos los comunes, explicaría también la importancia de entrenar a los médicos de cabecera para la detección temprana de este tipo de síntomas.

La sed y el oscurecimiento de la orina, posibles síntomas

El estudio tomó como muestra los datos de 24.236 pacientes que habían sido diagnosticados con cáncer pancreático entre los años 2000 y 2017, expuestos en la base de datos electrónica QResearch. Los investigadores se fijaron en los síntomas que presentaron los sujetos antes de que se les diagnosticase cáncer de páncreas, y los compararon con los síntomas de otros pacientes que no habían recibido dicho diagnóstico.

Algunos síntomas graves asociados al tipo de cáncer de páncreas más común (el adenocarcinoma pancreático ductal) son la ictericia (amarilleamiento de la piel o los ojos producida por un exceso de bilirrubina) y el sangrado de estómago o intestino. También son síntomas comunes en el neoplasma neuroendocrino pancreático (una forma rara de cáncer de páncreas). Gracias a esta investigación ahora sabemos que la sed y el oscurecimiento de la orina también puede deberse al adenocarcinoma.

Otros síntomas comunes que esta enfermedad puede entrañar son los problemas para tragar, diarreas, cambios en la dinámica de la vejiga, vómitos, indigestión, aumento de la masa abdominal, dolor abdominal, pérdida de peso, estreñimiento, presencia de grasa en las heces, náuseas, flatulencia, acidez, fiebre, cansancio, pérdida de apetito, picor y dolor de espalda. Todos los nombrados no son específicos y pueden deberse a un sinfín de condiciones benignas, pero es importante que los médicos les den importancia en su conjunto para que puedan emitir mejores diagnósticos.

Bibliografía

  • Liao, Weiqi, Ashley K. Clift, Martina Patone, Carol Coupland, Arturo González-Izquierdo, Stephen P. Pereira, y Julia Hippisley-Cox. 2021. «Identifying Symptoms Associated with Diagnosis of Pancreatic Exocrine and Neuroendocrine Neoplasms: A Nested Case-Control Study of the UK Primary Care Population». British Journal of General Practice 71 (712): e836-45. https://doi.org/10.3399/BJGP.2021.0153.

CONTENIDO RELACIONADO

ÚLTIMOS VÍDEOS

VER MÁS VÍDEOS

Esta web utiliza cookies para que podamos ofrecerte la mejor experiencia de usuario posible. La información de las cookies se almacena en tu navegador y realiza funciones tales como reconocerte cuando vuelves a nuestra web o ayudar a nuestro equipo a comprender qué secciones de la web encuentras más interesantes y útiles.    Configurar y más información
Privacidad