Santi, testimonio de cáncer de esófago

Muy buenas a todos los interesados en éste tema. Mi nombre es Santi, y a mediados de julio del 2014 me dieron el susto. Si estoy vivo es gracias a mi padre. Un día, en junio de 1991, para explicarme el dolor que sentía me clavó un dedo en la espalda entre las costillas a la altura del omoplato. La verdad es que dolía. Al mes siguiente en unas pruebas le detectaron una metástasis. Nada que hacer. Moría en marzo de 1992. Bien, empiezo con mi caso. En Semana Santa del 2014 tuve que hacer un importante esfuerzo para sacar la moto de enduro de un atolladero. Al cabo de unos días empecé a notar un dolor en la espalda que no se me iba. Lo achaque al sobreesfuerzo. El caso es que el dolor seguía allí, en el lugar que mi padre me clavó el dedo. Fui a ver a mi médico y le expliqué lo del dolor, que hacía tiempo que lo tenía, y el caso de mi padre. Para empezar a descartar me pidió un TAC con contraste que realicé en la clínica Sagrada Familia. En el TAC no encontraron nada con lo que me quedé más tranquilo, pero no del todo pues el dolor seguía allí. Emprendí una cruzada de médicos, casi todos los “ologos” traumatólogo, digesto logo, etc. A mediados de julio me sometí a una endoscopia. Cuando desperté me enviaron directamente al oncólogo. Mientras esperábamos el resultado de la biopsia me sometieron a toda una batería de pruebas. El resultado era un cáncer de esófago en estadio 4a. Una mala pieza. No voy a alargarme mucho más. El resultado, radioterapia, quimioterapia, y operación de esofagectomía completa. A día de hoy, 4 de agosto de 2019, contra muchos de los pronósticos sigo en éste mundo y he podido ver nacer a mi nieto. No fue nada fácil, pero desde el principio decidí luchar contra ese ocupa que quería echarme de mi cuerpo. La operación y el post operatorio fueron muy duro. Mi aparato digestivo va por cuenta, pero ya he aprendido los síntomas. Posteriormente tuve una fuerte depresión. Pero sigo aquí, vivió y coleando, y celebrando cada día los casi 5 años que me han dado de prórroga.

Espero que no lo hayáis encontrado un rollo. Y si tenéis un problema similar lucha a muerte contra él.

Santi 62 años

CONTENIDO RELACIONADO

ÚLTIMOS VÍDEOS

VER MÁS VÍDEOS