Respira y olvídate de mitos: así pasó el Día Mundial del Cáncer de Pulmón

Se prevé que el próximo año más de 28 000 personas reciban un diagnóstico de cáncer de pulmón. Esta enfermedad ha aumentado su asiduidad en los últimos años hasta convertirse en el tumor más frecuente del mundo, el más mortal y el segundo en incidencia. 

El pasado 17 de noviembre fue el Día Internacional de una patología que no cuenta con la visibilidad y financiación consecuente con estas cifras. Y así lo reivindica en su manifiesto el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP).

Mientras se espera que los avances continúen su proceso y lleguen las ayudas necesarias, las asociaciones ponen el foco en la prevención, concienciación y en combatir los mitos vinculados.

Prevenir sin estigmatizar

La prevención es fundamental en este tipo de cáncer, que suele darse en personas de edad avanzada (más de 65 años). El estilo de vida juega un papel fundamental, una balanza que se va desequilibrando a lo largo del tiempo.

El factor de riesgo más determinante es el tabaco, relacionado en nueve de cada diez casos. En general, una forma de vida saludable, tanto de alimentación como de ejercicio y relajación, son recomendaciones imprescindibles a seguir.

Y, aunque cada uno es responsable de su salud, es importante no culpabilizar al paciente. Estigmatizar repercute en una peor visibilización social del tumor, menores inversiones y relajación de políticas antitabaco, como destaca el grupo GECP.

Un mensaje de sensibilización que promueven bajo el hashtag #noignoroCP #noculpoCP para hacer saber a pacientes y familiares que no están solos.

“Respira y respira” es otra de las campañas puestas en marcha para concienciar a través del yoga. Puesta en marcha por Roche y la Asociación Española de Afectados de Cáncer del Cáncer de Pulmón (AEACaP) inciden en el poder del deporte como mecanismo de control.

Mitos que hacen humo

Este tipo de cáncer existía antes del tabaco, el extendido mito de que solo lo padecen los fumadores es falso. La proporción sí es mayor, pero un 15% de los enfermos no lo consumen y asciende hasta un 40% en el caso de las mujeres.

Asimismo, pensar que por solo un par de cigarrillos al día no pasará nada es otra de las falacias. El riesgo aumentará igual, ya que mantienen una relación es directa. 

Algo parecido sucede con la creencia de que ser fumador pasivo (recibir el humo indirectamente) no perjudica. El porcentaje de afectados puede ser mínimo, pero el ambiente deja huella en la salud.

Otros mitos son la tos persistente (no siempre se va a manifestar), la imposibilidad de operarse (sí se pueden tratar quirúrgicamente), o que sea exclusivo de personas mayores (el 31% de los casos nuevos se da en menores de 65).

Pero uno de los más alarmantes es incidir en que el hábito de fumar ha bajado. No solo continúa siendo una preocupación, sino que se le ha sumado la moda del vapeo (en ocasiones el primer paso para consumirlo).

Bibliografía

CONTENIDO RELACIONADO

ÚLTIMOS VÍDEOS

VER MÁS VÍDEOS