¿Qué influencia puede estar teniendo la COVID-19 sobre la investigación y tratamientos contra el cáncer?

Desde que las tasas de contagios y muertes por coronavirus empezaron a hacerse notables a lo largo y ancho del planeta, varios grupos de investigadores han estado intentando averiguar la influencia del coronavirus en otros aspectos de nuestra salud que no sean los evidentemente relacionados con la propia enfermedad, como por ejemplo el impacto en la salud mental, en la atención médica del resto de la población no contagiada, etc.

Un estudio reciente realizado por los investigadores del Dana-Farber Cancer Institute, ubicado en Boston, se centró precisamente en recopilar toda la información posible sobre el tema en la literatura científica disponible hasta la fecha, prestando especial atención a cuatro puntos que a continuación desarrollamos.

El efecto de la COVID-19 en el cuidado contra el cáncer

Los pacientes de cáncer son uno de los grupos de población de mayor riesgo ante los contagios por coronavirus, debido a que este puede deteriorar el ya de por sí delicado estado de salud del afectado, provocando interrupciones en los servicios médicos que normalmente se les ofrecen.

Las intervenciones quirúrgicas y otros procedimientos que precisan de la presencia física del paciente en el centro de salud o el hospital se convierten en objeto de debate, ya que los médicos deben sopesar los riesgos y beneficios que las mismas podrían tener en la situación actual.

Influencia biológica de la COVID-19 en la biología del cáncer

En este aspecto los investigadores han encontrado dos puntos de conflicto especialmente importantes en el desarrollo de las dos patologías.

Uno es el debilitamiento del sistema inmunitario debido a los tratamientos o al propio cáncer, que puede provocar una peor respuesta defensiva ante el coronavirus. La otra preocupación es que se produzca en estos pacientes la llamada “tormenta de citoquinas” (uno de los efectos colaterales de la COVID-19) que agraven los síndromes de liberación de citoquinas que aparecen en determinados tipos de cáncer.

Disminución de investigación contra el cáncer

Al igual que en muchos otros trabajos, el coronavirus está favoreciendo el cierre de centros de investigación ante el miedo al contagio, lo que impide la continuación de las investigaciones que en los mismos se estaban llevando a cabo. Así mismo, las donaciones a este campo se han visto drásticamente reducidas debido a la bajada de poder adquisitivo general y al aumento de las donaciones para la lucha contra el coronavirus.

Aprendizaje del cáncer aplicado a la COVID-19

Por último, los investigadores del Dana-Farber han querido ver si algún aspecto de la investigación contra el cáncer podría servir en la lucha contra la pandemia, y parece ser que sí. Los medicamentos desarrollados para evitar el síndrome de liberación de citoquinas están siendo evaluados como potencial ayuda contra las tormentas de citoquinas. También existen medicamentos prometedores que podrían ser útiles, como el inhibidor de la tirosinasa Acalabrutinib, que normalmente se usa en pacientes con linfomas.

Bibliografía

  • «Study Offers Global Review of Impact of COVID-19 on Cancer Treatment and Research: Study Represents the Most Comprehensive Scientific Survey to Date about the Interrelationship between COVID-19 and Cancer». s. f. ScienceDaily. Accedido 22 de octubre de 2020. https://www.sciencedaily.com/releases/2020/10/201006153524.htm.

CONTENIDO RELACIONADO

ÚLTIMOS VÍDEOS

VER MÁS VÍDEOS