¿Qué efectos secundarios tiene la inmunoterapia?

La inmunoterapia antitumoral puede tener efectos secundarios porque al manipular el sistema inmunitario se pueden dañar también células no tumorales. Por un lado se puede producir autoinmunidad. Los fármacos denominados anti-checkpoint despiertan a los linfocitos antitumorales pero también a los auto-inmunitarios, es decir, a linfocitos que todos tenemos dormidos para evitar que ataquen a nuestros propios tejidos.

Por otro lado se puede producir inflamación, ya que los linfocitos liberan unos productos llamados citoquinas que pueden inflamar órganos y tejidos como el hígado o el pulmón, provocando toxicidades que pueden ser graves. La terapia CART muestra a día de hoy la mayor toxicidad dentro de la inmunoterapia contra el cáncer, dándose casos de pacientes que requieren ser ingresados en unidades de cuidados intensivos. No obstante, la evolución en este campo es tan acelerada que ya se están encontrando antídotos para combatir esta toxicidad tan severa.

También pueden producirse inmunodeficiencias que faciliten complicaciones como infecciones o enfermedades autoinmunes, ya que, en algunos casos, el CART o el anticuerpo antitumoral elimina tanto a los linfocitos tumorales como a los sanos, dejando al paciente con una inmunodeficiencia adquirida.

Todos estos efectos secundarios pueden tratarse, aunque hay que decir que en ocasiones pueden ser graves.

Dra. Isabel Prieto
Oncóloga radioterápico
Miembro de GETICA (Grupo Español de Terapias Inmuno-Biológicas en Cáncer)
@Isabelprieto806

Bibliografía

CONTENIDO RELACIONADO

ÚLTIMOS VÍDEOS

VER MÁS VÍDEOS