¿Puedo heredar el cáncer de mis familiares?: acude a las Unidades de Consejo Genético

Cuando el cáncer aparece repetidas veces en el círculo familiar es fácil que salten las alarmas. En estos casos, el cáncer puede mal entenderse como hereditario, pero no es lo más probable. Aunque se puede convertir en un factor de riesgo a tener en cuenta, no hay que preocuparse sin motivo. 

En primer lugar, se trata de una enfermedad más común de lo que se piensa, por lo que es normal que en una familia exista más de un caso. En ocasiones, está más relacionado con el ambiente (a lo que se haya estado expuesto), la obesidad o hábitos nocivos como el alcohol y el tabaco.

Cuando se dice que el cáncer es hereditario, en realidad lo que sucede es que un gen anormal se puede estar transmitiendo generación tras generación. No se hereda el cáncer, sino este gen que más tarde deviene en uno. 

Tan solo entre el 5 y 10 por ciento se ha transmitido de este modo. Igualmente, tener esta mutación no significa que se vaya a tener cáncer, sino que existe un mayor riesgo de desarrollar un tipo o tipos determinados.

Ante la duda, déjate aconsejar

Es poco común que el cáncer dentro de una misma familia esté vinculado a una mutación genética hereditaria. Para un asunto tan complejo existen las Unidades de Consejo Genético que, además, forman parte de la Sanidad Pública y no suponen un coste añadido para el paciente.

Gracias a la tecnología actual, este servicio es capaz de realizar un test que evalúe el riesgo individual o identifique a las familias con posibilidades de heredar estos genes mutados. Así, logran información fiable con la que asesorar y guiar a la hora de tomar medidas preventivas.


Para distinguirlos lo más pronto posible, existen una serie de factores que influyen o aumentan las probabilidades de que se trate de un cáncer genético. El primer indicador es encontrar repetidos casos en la historia familiar de un tipo concreto. Entonces, el Centro de Salud correspondiente realiza una primera valoración y en el caso de sospechar deriva a estas unidades especializadas.

Otros motivos que se tienen en cuenta son: la cercanía del familiar (es más frecuente si son padres o hermanos o del mismo lado de la familia), si afectó a varias generaciones o se trata del mismo tipo de cáncer, así como el diagnóstico en edades tempranas. 

Este año el SEOM y la Fundación Instituto Roche han publicado un libro con los últimos avances en este campo, que se puede descargar gratuitamente. Pero antes de preocuparse por algo que no es seguro, lo mejor es acudir a los expertos y dejarse asesorar.

Bibliografía

  • «Pruebas genéticas para determinar el riesgo del cáncer». Accedido 29 de diciembre de 2019. https://www.cancer.org/es/noticias-recientes/pruebas-geneticas-para-riesgo-del-cancer.html.
  • «Síndromes de cáncer en las familias». Accedido 29 de diciembre de 2019. https://www.cancer.org/es/cancer/causas-del-cancer/genetica/sindromes-de-cancer-familiar.html.
  • www.axel-k.com. «El Cáncer Familiar y Hereditario». CNIO. Accedido 29 de diciembre de 2019. https://www.cnio.es/investigacion-e-innovacion/servicios/cancer-familiar/el-cancer-familiar-y-hereditario/.
  • «Consejo Genético». Accedido 29 de diciembre de 2019. https://seom.org/informacion-sobre-el-cancer/consejo-genetico

CONTENIDO RELACIONADO

ÚLTIMOS VÍDEOS

VER MÁS VÍDEOS