Las mutaciones silenciosas pueden predecir el desarrollo del cáncer, según demuestra este estudio

El cáncer es un compendio heterogéneo de enfermedades que poseen una serie de aspectos en común, por lo que casi nunca es fácil predecir cuál será el desarrollo que va a tener un determinado tumor en cierto intervalo de tiempo. Simplemente el número de factores a tener en cuenta escapa a nuestra comprensión, ya que nuestras células presentan multitud de componentes orgánicos que representan las variables de dicha ecuación.

Sin embargo, un grupo de investigadores israelís de la Universidad de Tel Aviv, que trabajan en investigación para el Departamento de Ingeniería Biomédica y para el Instituto Zimin para Soluciones Ingenieras, han descubierto un método de predecir tanto el tipo de cáncer como la probabilidad de que el paciente sobreviva al mismo, y todo gracias al análisis de las mutaciones silenciosas de los genomas de las células tumorales.

La información oculta en las mutaciones silenciosas

Las mutaciones silenciosas son aquellas que no cambian la secuencia de la proteína que codifican, ya que el cambio de nucleótidos da lugar a codones que son traducidos por el mismo aminoácido (o el cambio se produce en una región que no es traducida), y por tanto en principio no deberían afectar al funcionamiento normal del organismo.

A pesar de ello ese concepto ha demostrado ser erróneo, pues diversos estudios recientes parecen apuntar a que la aparición de mutaciones silenciosas fuera y dentro de las regiones que codificadoras de los genes podrían afectar a la expresión de los mismos y por tanto ser relacionadas así con el desarrollo y proliferación de las células cancerígenas. La novedad en el descubrimiento de los investigadores de la Universidad de Tel Aviv está en que el estudio de las mutaciones silenciosas permiten predecir con tasas de acierto similares a las ordinarias el tipo de cáncer y la probabilidad de supervivencia del sujeto, mejorando el análisis notablemente si combinamos el estudio con el de las mutaciones no silenciosas.

Esto supone un gran hito en los estudios genéticos del cáncer, ya que hasta ahora las mutaciones silenciosas eran despreciadas porque se creía que no tenían valor diagnóstico alguno. Aunque no afecten a la estructura de los péptidos, los cambios genéticos en regiones del ADN asociadas pueden alterar la expresión de los mismos, en aspectos tan importantes como la cantidad o el momento en el que la célula decide sintetizarlos.

Bibliografía

CONTENIDO RELACIONADO

ÚLTIMOS VÍDEOS

VER MÁS VÍDEOS