¿Es útil el cardo mariano para tratar el cáncer?

El cardo mariano es una planta que recibe el nombre de Silybum marianum y cuyos frutos y semillas se han estudiado ampliamente como tratamiento de los trastornos del hígado y los conductos biliares.

Además, algunos de sus compuestos activos como la silimarina y la sibilina –que forma parte de la propia silimarina– apuntan a prometedores efectos para complementar los tratamientos para combatir el cáncer. Pero, ¿hasta qué punto la evidencia científica respalda estos beneficios?

La evidencia del cardo mariano en estudios in vitro y en animales

La silimarina y la silibina han mostrado ciertos beneficios potenciales en relación al tratamiento del cáncer, como por ejemplo una mitigación de la toxicidad vinculada a los fármacos quimioterapéuticos, la mejora de la eficacia de estos mismos fármacos, y la inhibición del desarrollo de las células cancerosas.

Sin embargo, como ya hemos comentado en muchas ocasiones, los estudios en laboratorio y animales son difícilmente extrapolables a modelos humanos. Y, en este caso, aunque muchos de estos estudios obtuvieron resultados prometedores, no se han logrado reproducir con éxito en ensayos clínicos en seres humanos.

Los efectos secundarios del cardo mariano

Lo cierto es que se han visto muy pocos efectos secundarios relacionados con el consumo del cardo mariano o la silimarina. En algunas investigaciones sobre trastornos hepáticos, la silimarina mostró un efecto laxante, náuseas, ardor y malestar de estómago. Además, en dosis altas, también se han observado algunas reacciones alérgicas.

Para lo que sí sirve el cardo mariano

Algunos beneficios demostrados del cardo mariano son su uso como infusión intravenosa para tratar para la intoxicación por Amanita phalloides, un hongo que es capaz de causar la muerte.

Por otro lado, se ha comprobado que la silimarina contenida en el cardo mariano puede aumentar la eficacia del tratamiento de quelación del hierro destinado a eliminar el exceso de hierro de la sangre en situaciones que así lo requieran.

Además, también existen ciertos resultados positivos sobre el uso del cardo mariano para tratar problemas hepáticos. Por ejemplo, en este estudio en pacientes con hepatitis crónica, se observó una mejora de los síntomas y la calidad de vida de los pacientes. Sin embargo, en su conjunto, las dosis empleadas en este tipo de ensayos son muy variables y no permiten sacar conclusiones contundentes al respecto.

Debido a todas las incertidumbres que esta planta y sus compuestos plantean para la comunidad científica, lo cierto es que el uso del cardo mariano como tratamiento del cáncer —así como de cualquier otra afección— no ha sido validado por entidades de referencia, como por ejemplo la FDA (Food and Drugs Administration) de los Estados Unidos.

Bibliografía

  • Vinh PQ, Sugie S, Tanaka T, et al.: Chemopreventive effects of a flavonoid antioxidant silymarin on N-butyl-N-(4-hydroxybutyl)nitrosamine-induced urinary bladder carcinogenesis in male ICR mice. Jpn J Cancer Res 93 (1): 42-9, 2002: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11802807
  • An adverse reaction to the herbal medication milk thistle (Silybum marianum). Adverse Drug Reactions Advisory Committee. Med J Aust 170 (5): 218-9, 1999: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10092919
  • Freedman ND, Curto TM, Morishima C, et al.: Silymarin use and liver disease progression in the Hepatitis C Antiviral Long-Term Treatment against Cirrhosis trial. Aliment Pharmacol Ther 33 (1): 127-37, 2011: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21083592

CONTENIDO RELACIONADO

ÚLTIMOS VÍDEOS

VER MÁS VÍDEOS