El cartílago de tiburón no sirve para tratar el cáncer

Dentro del amplio mundo de los complementos alimenticios, existen algunos productos que cuentan con ciertos mitos respecto a su utilización en el tratamiento de diferentes enfermedades, como es el caso del cáncer.

El cartílago de tiburón es uno de estos ellos, un producto que habitualmente se relaciona con una mejora en la salud y el estado de las articulaciones. Pero no quedan ahí sus supuestas bondades, ya que varias investigaciones científicas llevan intentando hallar desde hace años evidencias a su favor para servir como tratamiento contra el cáncer.

Qué dicen las autoridades especialistas en la materia

Según el Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos, el cartílago de tiburón lleva siendo estudiado como remedio para el tratamiento de personas con cáncer, psoriasis, artritis y otras afecciones durante más de 30 años.

Además, se cree que el interés en el cartílago de tiburón para el tratamiento de personas con cáncer surgió de la creencia errónea de que los tiburones, cuyos esqueletos se componen principalmente de cartílago, no se ven afectados por esta enfermedad. Aunque, a decir verdad, esto no es del todo correcto; ya que sí se han detectado ciertos tipos de tumores en esta especie animal.

No tenemos evidencias suficientes

Como ocurre habitualmente con este tipo de productos, en la actualidad no contamos con suficientes evidencias científicas que nos permitan aseverar que el cartílago de tiburón es eficaz contra el cáncer.

Pero no solo las evidencias científicas en relación al cáncer son negativas sobre este producto, ya que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) no ha aprobado ninguna declaración saludable en relación al empleo del cartílago de tiburón, ni tan siquiera para la mejora de las articulaciones.

Podría tener efectos secundarios perjudiciales

Además de no contar con evidencias suficientes, se ha visto que el consumo de cartílago de tiburón podría tener asociados una gran cantidad de efectos secundarios perjudiciales para la salud. Hablamos de cólicos abdominales, debilidad generalizada, estreñimiento, fatiga y vómitos, entre otros tantos.

Algo más: una cuestión de especies

Si además tenemos en cuenta que muchas especies de tiburones están en peligro de extinción, el cartílago de tiburón se postula como un complemento alimenticio que debería ser descartado totalmente por los pacientes de cáncer.

Recordamos la importancia de recurrir siempre a tratamientos y medicamentos cuya eficacia está validada científicamente, y no por remedios y falsos recursos que podamos leer en Internet o en las redes sociales.

Bibliografía

CONTENIDO RELACIONADO

ÚLTIMOS VÍDEOS

VER MÁS VÍDEOS