“Como un grano de arroz”, así es este nuevo dispositivo para combatir el cáncer de mama

La lucha contra el cáncer es cada día más sencilla. Los avances con los que contamos están ahí para atestiguarlo. Uno de esos avances ha sido presentado hace apenas unos meses, y consiste en una especie de “píldora” minúscula que, al igual que ocurre con la braquioterapia, cuando esté disponible, se podrá insertar en un tumor para atacarlo desde dentro. ¿Cómo funciona?

Un nanodispositivo contra el cáncer

La pequeña cápsula, más que un grano de arroz, tiene como objetivo administrar tratamientos inmunoterapéuticos. Estos funcionan “soltando los frenos” de nuestro propio sistema inmune, de manera que puede atacar a las células cancerosas y acabar con el tumor de manera “natural”.

Básicamente, este nanodispositivo se “inyectará” en el tumor o junto a él y comenzará a liberar las sustancias de forma gradual. Así, el tumor es tratado de forma continua y local, evitando, por ejemplo, usar otros tratamientos más generales y con efectos secundarios más peligrosos.

El nanodispositivo solo afecta a la zona cercana al tumor, por lo que se minimiza cualquier efecto negativo. El ingenio consiste en un “cartucho” pequeñísimo de metal con canales especiales de tamaño minúsculo que permiten la liberación progresiva del medicamento, de una forma controlada.

El tratamiento continuo es mucho más efectivo

En el caso de los tratamientos clínicos contra el cáncer como la inmunoterapia, aunque también ocurre con la braquiterapia, es mejor que se produzcan de continuo. Esto maximiza el efecto positivo de la terapia y es mucho menos molesto para el paciente.

Sin embargo, es algo muy difícil de realizar pues necesita de la varias administraciones (normalmente inyectadas) para que funcione. Este mecanismo, sin embargo, permitirá realizar el tratamiento de manera continuada ya que se puede disponer en su interior de las cargas necesarias.

A pesar de su pequeño tamaño, no hace falta mucha cantidad de sustancias, especialmente en inmunoterapia, porque son increíblemente efectivas. Además, se podrían inyectar varios de estos dispositivos para mantener el tratamiento a la larga.

El dispositivo ha sido desarrollado por Alessandro Grattoni, presidente del Departamento de Nanomedicina en el Instituto de Investigación Metodista de Houston y, aunque ha costado mucho alcanzar el estado actual de la técnica, todavía tardará un tiempo para que la veamos como un tratamiento disponible. Sin embargo, este dispositivo podría ayudar a luchar contra todos aquellos cánceres para los que la inmunoterapia es efectiva, y ya se ha probado exitosamente con el cáncer de mama triple negativo. Seguramente, pronto tendremos más noticias que traigan más esperanza a los pacientes.

ÚLTIMOS VIDEOS

VER MÁS VÍDEOS