Cómo prevenir la Neuropatía Periférica Asociada a Quimioterapia

Un nuevo proyecto en desarrollo gracias a la colaboración entre la Universidad de Huddersfield y la empresa privada Paxman busca mitigar los efectos de la neuropatía periférica asociada a quimioterapia (CIPN por sus siglas en inglés), un efecto secundario de este tipo de tratamientos que se caracteriza por provocar dolor y pérdida de sensibilidad en las extremidades. Así mismo, esta dolencia puede interferir en el mismo tratamiento del cáncer reduciendo la calidad de vida del enfermo de manera ostensible, y provocar incomodidad hasta el punto de impedir que ciertas actividades diarias se puedan llevar a cabo de manera normal, por lo que encontrar maneras de aliviar o evitar su aparición ayudaría mucho a los pacientes.

Al parecer, los implicados en esta investigación han descubierto que la tecnología de enfriado del cuero cabelludo (que se usa para evitar la pérdida del cabello en pacientes a los que se administra quimioterapia) podría servir como base para el desarrollo de un sistema de enfriamiento que previniese la aparición de la CIPN, un trastorno habitual que sufren entre el 30% y el 40% de los pacientes que reciben quimioterapia y que actualmente no tiene ningún remedio conocido.

Crioterapia, una nueva herramienta contra las consecuencias de los tratamientos contra el cáncer

El diseño de esta nueva tecnología, que se realizará en el marco de una asociación de dos años entre las partes nombradas, será supervisado por el Dr Omar Heurta Cardoso, que a su vez contará con la ayuda de la Escuela de Artes y Humanidades para fabricar un nuevo instrumento médico basado en el frío. La crioterapia, que es como se conoce a este tipo de tratamientos, ha demostrado ser efectiva para reducir la severidad del CIPN cuando es aplicada en los miembros, pero los métodos utilizados hasta ahora se basaban en el uso de guantes congelados o packs de hielo, lo que impide que el frío se aplique de forma uniforme y que además pueden causar daño por congelamiento si el tratamiento no tiene una supervisión rigurosa.

Por tanto, los investigadores se están centrando en construir un aparato que pueda solventar estos problemas, que se diseñaría como una especie de traje frío cuya temperatura podría ser regulada de manera adecuada. Cuando terminen, con un poco de suerte podremos contar con una tecnología que, aunque basada en un concepto sencillo, podría mejorar muchísimo la vida de miles de pacientes por todo el mundo.

Bibliografía

CONTENIDO RELACIONADO

ÚLTIMOS VÍDEOS

VER MÁS VÍDEOS

Esta web utiliza cookies para que podamos ofrecerte la mejor experiencia de usuario posible. La información de las cookies se almacena en tu navegador y realiza funciones tales como reconocerte cuando vuelves a nuestra web o ayudar a nuestro equipo a comprender qué secciones de la web encuentras más interesantes y útiles.    Configurar y más información
Privacidad