Cómo prevenir infecciones con un sistema inmunitario debilitado

Muchas veces, ante los tratamientos contra el cáncer, el sistema inmunitario sufre algunas pérdidas fruto del proceso de ataque contra las células tumorales. En este sentido, es imprescindible mantener unos hábitos que permitan prevenir infecciones. Si no, estas, que en casos normales no suponen ningún problema, podrían complicarse y convertirse en una situación grave.

¿De de dónde vienen las infecciones?

Para entender el por qué de los hábitos, lo primero es conocer los focos de dichas infecciones. Estas pueden provenir de tres elementos: los virus, los microorganismos como bacterias y hongos, o las sustancias que producen estos microorganismos, como las toxinas.

En resumen, los encontramos presentes en nuestro día a día: viven en nuestra piel, en nuestra comida, en todas las superficies que tocamos. Sin embargo, eso no quiere decir que sean sistemáticamente un peligro.

Nuestro sistema inmunitario se encarga de combatir este tipo de problemas de manera constante. Muchas veces la afección depende también del foco de infección. Así, las más comunes son las infecciones por lesiones, las sistémicas (resfriados, gripe etc.) y las de origen alimentario.

Todas ellas suponen consecuencias distintas, algunas más peligrosas que otras, dependiendo de quién las produzca. También suponen tratamientos distintos. Así, las infecciones bacterianas se producen por una bacteria oportunista, que aprovecha la situación para procrear como un parásito.

Los virus no son parásitos sensu estricto, pues no están vivos, pero también se aprovechan de nuestros recursos. Por otro lado, las toxinas son sustancias que producen efectos perniciosos para nuestro organismo y son producidas por las bacterias en diversas situaciones.

Cómo prevenir las infecciones

Dependiendo del foco de infección es importante tomar medidas concretas diferentes. Sin embargo, en todos los casos hay una serie de cuestiones generales que podemos tomar en cuenta. La primera de ellas es la higiene. Tomar buenas medidas de higiene es la primera barrera contra cualquier tipo de infección.

Al lavarnos las manos, las superficies y los alimentos de manera adecuada matamos las bacterias que podrían aprovechar la situación de inmunodepresión. También eliminamos a la gran mayoría de los virus, que se destruyen con el jabón. Las toxinas, a su vez, son en su mayoría arrastradas y eliminadas del peligro de ponerse en contacto con nosotros.

Para evitar la propagación de enfermedades sistémicas, procedentes de virus y bacterias que pululan a nuestro alrededor, las medidas de higiene son suficientes en casi todos los casos. A esto se puede añadir la precaución de no acercarse a personas con síntomas de enfermedad y mantener una distancia prudencial de metro y medio para evitar el contagio vírico.

Para evitar las infecciones alimentarias, por suerte, solo debemos seguir algunas medidas básicas de seguridad: no comer nada pasado de fecha, refrigerar todos los alimentos de manera adecuada y evitar la contaminación cruzada. De nuevo, la higiene antes y después de preparar la comida es de vital importancia.

¿Puedo ayudar a mi sistema inmunitario?

En realidad la mejor forma de ayudar a nuestro sistema inmunitario es una alimentación adecuada y el descanso. Sí que existen algunas sustancias que pueden ayudar a mejorar nuestra respuesta, pero normalmente las consumimos en una dieta equilibrada.

Insistimos que descansar adecuadamente es un factor primordial para nuestro sistema inmunitario. Por tanto, la mejor manera de ayudarle es adquirir y mantener unos buenos hábitos saludables y mantener unas correctas medidas de higiene, además de seguir las instrucciones del médico.

Por desgracia, no existen métodos “milagrosos” para mejorar la situación de nuestro sistema inmunitario. El cáncer es una enfermedad con consecuencias bastante importantes no solo con respecto al tratamiento, y hay que obrar con la precaución correspondiente.

Bibliografía

  • CDCespanol. 2020. «La E. coli y la seguridad de los alimentos». Centers for Disease Control and Prevention. 15 de enero de 2020. https://www.cdc.gov/spanish/especialescdc/ecoli/index.html.
  • «Personas en riesgo: Aquellos con el sistema inmunitario debilitado | Listeria | CDC en Español». 2019. 5 de marzo de 2019. https://www.cdc.gov/spanish/listeria/weakened-immunity.html.
  • «Preguntas y respuestas: Cómo prevenir las infecciones cuando usted tiene cáncer». s. f. Accedido 16 de marzo de 2020. https://www.cancer.org/es/noticias-recientes/como-prevenir-las-infecciones-cuando-usted-tiene-cancer.html.

CONTENIDO RELACIONADO

ÚLTIMOS VÍDEOS

VER MÁS VÍDEOS