31 de mayo Día Mundial sin Tabaco: Cáncer y tabaco

Este próximo domingo tendrá lugar el Día Mundial sin Tabaco y queremos destacar que el consumo de tabaco conlleva el desarrollo de diferentes tipos de cáncer.

El tabaco provoca cáncer y otras enfermedades

Así, el tabaco se salda actualmente con más de 52.000 muertes anuales en nuestro país. La población fumadora en España, además, es del 24%; una población que cada vez empieza antes y que no se ha visto disuadida por los cambios legislativos de los últimos años.

Las cifras son escalofriantes si tenemos en cuenta los riesgos asociados a su consumo continuado: adicción, ansiedad, aumento del riesgo de cáncer, desarrollo de problemas cardiovasculares varios, problemas pulmonares y respiratorios en general, disminución del sentido del olfato y un largo etcétera.

En el caso del coronavirus, recientes informes relacionan el tabaquismo con una progresión negativa y resultados adversos en pacientes con Covid-19. Algo que no sorprende si tenemos en cuenta que el consumo de tabaco se asocia con numerosas enfermedades respiratorias y a un sistema inmunitario más débil. Por no hablar de los riesgos asociados a la manipulación de la mascarilla y a las gotitas respiratorias que pueden propagarse al exhalar humo.

8 de cada 10 intentan dejar de fumar

La parte positiva es que estamos cada vez más concienciados. De hecho, conocer estas nefastas consecuencias es un aliciente para dejar el tabaco. Tanto, que según Acierto.com, hasta 8 de cada 10 han intentado dejar de fumar y ha puesto medidas para conseguirlo. Su éxito, sin embargo, es cuestionable: el 58% ha fracasado.

Las conclusiones del análisis indican también que el 41% de quienes han querido abandonar el tabaco sin éxito se han puesto manos a la obra entre una y dos veces, mientras que el 17% restante ha tratado de hacerlo en más de tres ocasiones.

El tabaco y el cáncer

Fumar es la causa de casi nueve de cada diez casos de cáncer de pulmón, pero fumar puede causar cáncer en casi cualquier parte del cuerpo, incluyendo las siguientes:

Vejiga.
Sangre (leucemia mieloide aguda).
Cuello uterino.
Colon y recto.
Esófago.
Riñón y pelvis renal.

Hígado.
Pulmones, bronquios y tráquea.
Boca y garganta.
Pancreas.
Estómago.
Laringe.

Muchos fumadores piensan que dejar de fumar no vale la pena porque ya tienen tóxicos en su cuerpo pero les animamos a que dejen el tabaco ya que independientemente de cuánto tiempo haya fumado, dejar de hacerlo puede reducir el riesgo de presentar cáncer u otras enfermedades crónicas.

Bibliografía:

El tabaco y el cáncer. Centro para el control y prevención de enfermedades https://www.cdc.gov/spanish/cancer/tobacco/index.htm

CONTENIDO RELACIONADO

ÚLTIMOS VÍDEOS

VER MÁS VÍDEOS