Emilio, testimonio cáncer de esófago

En marzo de 2015 me diagnosticaron un cáncer de esófago.

Lo primero que le dije a mi compañera fue que eso no nos tenía que cambiar la vida y que no quería pasar delante de nadie (ella tenía posibilidades), pero que nadie pasara delante mío. Esas fueron mis dos premisas. Pruebas y más pruebas (hacía años que lo tenía) radio 25 sesiones, quimio más quimio.

Lo que más me molestaba era emplear todo el día a la enfermedad, complementos alimenticios, la bomba de la quimio siempre colgada (al final me acostumbre a dormir con ella), ejercicios de respiración…horarios estrictos de las comidas. La verdad, la radióloga no me daba un duro por mí.

Pero, la técnica que llamaba para entrar a la máquina, un día me dijo: ¨¨Emilio siempre que salgo, el de tu lado está riendo: Esa fue mi actitud delante de la enfermedad, intentar no acordarme de ella y disfrutar de todo dentro de mis posibilidades. Con las náuseas de la quimio me tomaba jarabe y plantas naturales. En todo el proceso solo perdí 3 kg.

Luego vino la operación, que no describo pero fue heavy. Me reducen el estómago, me cortan el esófago, por la espalda rompiendo dos costillas y el esófago me lo empalman por el cuello. El estómago me lo recortaron por delante…

¡¡Y bueno aquí estoy!!

Hoy he ido a recoger los resultados de la segunda revisión,…el viernes me harán una biopsia de un bulto que hay en el pulmón y decidirán que tratamiento me harán. Por si acaso ayer salimos de juerga con mi compañera, nos lo pasamos muy bien!!!

Quedarse en el sofá pensando lo malo que estoy no soluciona nada, más vale disfrutar un poco que la vida son cuatro días y tres tenemos la regla!

¡Animo a tod@s los que tengáis que pasar por esto, pero que nada es definitivo ni absoluto!

Emilio

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

YOUMUST LOGGEDIN POSTCOMMENT